Skip to main content

Full text of "Por Doña Ivana de Herrera, madre, y heredera de Doña Ana de la Cerda , su hija. En el pleyto con los albazeas de el veintiquatro Iuan Hidalgo, marido que fue de la dicha Doña Ana"

See other formats


POR 



DONA IVANA DE HERRERA, 

madre , y heredera de doña Ana de 

la Cerda íii hija. 


EN EL EL ETTO' CON 

i . ‘ . f * "* 

/ 

LOS ALBÁ.ZEAS DE EL 

Veintiquatro luán Hidalgo, marido que 
fue de la dicha doña Ana. 



L Hecho de efte pleytó, referido bre- 
vemente,en quatohaze a efte articulo, es, 
que D, Ana de la Cerda hija de don luán 
de Medina,y doña luana de Herrera, cafó 
coh el Veintiquatro luán Hidalgo, y fe 
dotó en cierta cantidad de maravedís , de 


qué otorgaron eferitura con la relación de 
padres dicha. Murió doña Ana, y pdjfcrcílamento dexó cier- 
tos legados,y obras pias ; y porque noOBbdaron hijos, inílitu- 
ye por fu heredera a doña luana de Herrera íu madre , desando 
por ufufrutuario a fu marido,entretanto que la madre,que efta- 
va,y eftá en las Indias, venia a la petición de la herencia. 

Embió doña luana poderes para acetar la herencia,y cobrar- 
la: y aviendofe hecho la aceptación juridica,pide a los Albazeas 
de fu yerno (que ya era muerto) la dote de fu hija, y executa en 
virtud de la eferitura dotal. 

Oponenfe los Albazeas, y dizen, que no puede pedirla, poi- 
que doña Ana era efpuria , que la uvo doña luana (a quien con- 
ceda 11 fer fu madrejde don luán de Villavicencio, Íiendo orde- 
nado de orden facro . Por el contrario doña luana negava la ta 1 
■ calidad de dpuria. 



En 





Albazeas-.perofu provan^a por ningún cafo concluye en nada. 
Con que el luez mandó hazer remate por la cantidad de la do- 
te, baxando de ella la tercia parte de que doña Ana pudo difpo- 
ner en perjuyzio de la legitima devida a fu madre. 

Defta fcntencia apelaron los Albazeas , y el punto principal 
fcbre que fe ve aora efte pleyto , es pretender los Albazeas , que 
an de fer oydos en grado de apelación en eíla Real Audiencia, 
antes de pagar lo que por fentencia de remate eftá mandado pa 
gar a la parte de la dicha doña luana. Y por el contrario doña 
luana pretende 3 que el pleyto fe debuelva > para que venga por 
fu orden. 

La pretenfion de doña luana parece llana en derecho, por- 
que le afsiíle la regla , y la ley del Rey no , que manda , que de 
L mencia de remate no fe admita apelación: Sin embargo de qual* 
fyiier nulidad que contra la dicha execucion , y remate fe alegue , dlXO la 

l.z.tit.2 i.//¿.4.de la Recopilación. 

Los Albazeas pretenden > que eftán en la excepción de efla 
regla 5 perq dizen no milita quando la fentencia cotiene notoria 
injufticia,como lo dize la pratica vulgar de luán Gutiérrez , 1 4 



ordinal ]o hazer remate en los bienes del Veintiquatro luán Hb 
üim °J° X ^ d ° te J ^ ^ dÍCha d ° ña Ana ’ en faVOr de d ° ña IUaI ] a 



y ambas no fe ajuftan al plejtoprefente, como brevemente 
confiará, ex foquentibus. 

Lo primero, la pratica de luán Gutiérrez, y de los demas Au- 
tores^un tomada afti in genere, no es tan infalible, que no aya 
ávido Doótores que laimpugnen, como fon Abendaño, m cap. 
Pt’dtúr.lib. I . cap.Gnum.^. A 4 on terrofo, in praEhca.traElac^ 3 fol.3%. 
column. 2,DÍdacus Perez, in l. $.tit. %.lib. S.ordenam. glojfa p e nulc.verf* 
h opppofitum , Parla dorus, hL 2 remrn ptotitd. c.fin part. 5. §.15. nu. I. 
ubi nullitatem adhúc non impediré executionem fementido- 
cet aperté. Y las palabras de la ley Real nadie puede negar , fino 
que dan materia de duda , pues excluyen , no íblo que fe alegue 
Jnju fticia,fino nullidad qualquiera. 

Per o teniendo por mas común, y mas praticada la fentencia 
contraria, es de advertir, que en lo que principalmente hablaron 
Jos Autores, fue en la nullidad, como con fia de los referidos arri- 
ba , eípccialmente de Zeballos , dichtjuxj}. 1 5 tom i.nwn .9 ibi • Ejl 
inteíhgenda ejuando allega tur nullitas , pux requirit altiorem pro batió neme 
Jtctis piando militas ejl notoria. 1 Azebed Ojibid.num 6. ibi: Sic teneo 
nulhta tes notorias in competente , vel de fe tías citationis non e. ahí di per 

textus nojlrum. Y nullidad ninguna fe puede alegar en efte plevto 
con fundamento. 

De las nulidades notorias fe paífaron los Docfiores (ut moris 
cft apud nofiros)a las injufiieias , eftcíid^endo a ellas fu íenten- 
cia, pero pidiendo fiempre, que lainjüfticiá fea notoria, como lo 
pide el texto en el cap Ínter cuteras de re id'dñata , ibi : Si iniquitatem 
contineat mamfejiam . Videndus eft ibidem Do ¿lores omnes con- 
gerens fBarbofa incoleEl.nu 2. 

Efta injufiieia manificfia ? qual fea, lo explica la gloftajibid.z^r? 

^?7/y¿y?^ ; remitiendofe a la gloíTa ultima Je el c.i.defent.& re iudi 
cata 7 q en efte punto es celebre, y JMagiftral.Pero es de notar, q 
Aquellas que alli pone,no fon tanto injufiieias manifieftas,quan 
t0 nulidades, como fon el defe¿to de jurifdiccio, el de poder de 
el Procurador, el de el error de calculo, el de dirigirfe derechame- 
te contra algún eftatuto,o conftitucion, dándolo por nullo, que 
e n rigor, como digo, fon nulidades, y eflas quiere el Potifice que 
manifieftas 5 porque fino lo fon , y no confian , ex a¿tis ip- 

iiufmet 


fiufmet caufae entonces Evacuar i fententid oportet dize el mifmo 
texto: efto es reponerfe por la apelación , como explica la glo- 
{fa ibidem, verbo Evacuar 

Explica efto mas latamente Salgado , diflcap. 9 ;tium. 34* I 501 ** 

que ya que no dizc quando dicatur notoria injufticia,dize,qua- 

do non dicitur notona ? porque dize equiparando la nulidad>y la 

ínjuíticia : Evidenter ex aflis debet ipfia nullitas notorie patero: adeo ut 

fufficiet qualis qualis offufcatio ad todendam hanc militad s notoriét^ 

tem. Id ipfum dbcet Lancellotus deattematis>2p.cap.i7-n . n*- 

Antomus Gabriel, BurfatuS;Cephalus,& alijs plures,quos refett, 

& feqmtur Farinac. tom> i. prafl. crim.pufi.21.num. 19 jai :Licetre* 

guiar iter illa dicatur notoria miufiida& notoria nullitas ,quA ex aflis col 

hgitur , & pateas efi:ubi tamen aliquid ex adverfo opponitur > quod dubi" 

tattonem & offyfi \ationempaHet,ceffat talis notoríetas, necfcntétia potefi 

amplias dici notoria inicua ,aut notorie nulla,ut poflalios late Contar 

Y luego añade. Quibuí in locis prjfatt Do flores prxfata ampliant 3 ctía^ 

quadoppofido , & impugnado contineat iuris fukilitatem : & ira quoddie 

cbfervat ^ota.Todos los quales conteftan, en que todas las \ct& 

qu e redditur qualis qualis ratio, qua: cotineat iuris fubtilitat crn> 

vel aliarn quamcumque > reddentem aliqua ex parte minus cía" 

ram nullitatem prxtenfam , no fe puede dezir nullitas nO" 
toria. . r 

Y con raz 5 , porque jiotorium efl id quod nulla poteft tet 
ver atione cellaii , ut notatur in cap.vlt . de cohabitatione Clericoru>& 
mulierumfic ex pluribus obfervat Barbofa, traflati de appeüatio ni- 
u, ver orum appellatione 106.Y como dixo Alciato, lib . 1 .deverbor- 
Pgnificat ione.*Notoriu efi quod ómnibus confiare potefi 3 & nec colore offüfi ^ 
tur, nec probationei mdiget, oc:omodi¿e jMáfc ardo ¿de prob con.U oh 
mm 3-a quien figue Farinado^a^.27.^. 8. «M* ifi rei 
tui aaiungtítir v dide plena notitia inducens indubitatam , & finita* f rr 
• r n ji ^ ^ntem. Y lo n lifmo (lenifica la pala palab« 
vmnf L> 7 C .^ llC U ^ a e * ca P lnter «^.porqué como dize Kal' 
mafia e ? mr,i: M am f e f l¡trn ‘JlpMica.vd clamofa pr°cU 

x cer afctetn cen ¡ s auEloribuspraveniens.X todo lo que n ° 
niñ£" 7 n ° tUViae t0da certidumbrc ’ ni f«4 notorio, ni 0 * 


Reíla áora averiguar > íi la íentencia de remate es evidente.-' 
mente injiiíta, y contiene notoria, y manifieíta iniquidad en la 
forma que fe requiere, para que de ella fe admita la apelación. 

Y no. felá menefter para fundar que no lo es , probar con to- 
da exacción la juíticia de la pretenfion de doña luanas porque 
tifa obligación tocará, quandodefpues de averíe executado el 
tétnate,y pagado el reo, fe averigüen los méritos de la caufa prin 
cipal en grado de apelación, íi Ja intentaren los Albazeas. Aora 
folo diré los fundamentes que bailan , para que no fe entienda 
averfido la fentencia notoriamente injuíla, como el contrario 
pretende. 

Y lo primero es de advertir, que fiendo el fundamento de los 

Albazeas para excluyr de Ja herencia de fu hija a doña luana, 
dczir averia ávido de don luán de Villavicencio, Canónigo, en 
tiempo que era de orden íacro,eílo no lo tiene probado en nin- 
guna manera , ni con teíligos , ni otros inflamientos. Porque 
aunque uno, o dos teíligos, que vieron criar a doña Ana en cafa 
de doña Confíala de la Cerda,y dezir q era hi ja de don Iuan,no 
concluyen ni conteílan,como es manifieffo por las probanzas. 
Y faltando probanca de el reo, que in excipiendo fit a¿ior > falta 
todo el derecho , eípecialmente en las probabas de iligitimidad, 
ex text in cap Ucor.qtafilij fmt Caputaquen. decif 1 50. 

'num.g. Cavalc. decif. 10 mm.J.cum alijs . 

Y eíla obligacio de probar la calidad de efpuria,le tocava a la 

parte de los Albazeas; porque en cafo de duda fe prefumia,y pre- 
fume , que el hijo es natural , y no :eípuno , ut indiílindlé docet 
‘•Surdus, conf 303 mm 1 . Coyarrubias, «4. 2 pare cap . 8 §.9. mm. 1. 
Cravet. conf. 1 66 . mm i . & conf 138 mm. 1 . & in fpecie docuit id 
ipfum , Burgos de Paz , conf 26. mm 44 quem refert , & fequitur 
Azebedo , inl.7 tit. 8 hb 5. Tyecopil mm. 5 1 . non enim praeíumitur 
'dtlidlum parentum,utomnesetiam adverfarij fatentur. Y aun- 
que eíla conclufion la limitan algunos Do¿lores,como fon Te- 
lio Fernandez, m dtS.L 1 1 .mm. 5 6 & 7- y la figuen Tomas Sán- 
chez } lib ¿t‘Confdi 3 cap 2.dub.(? mm. 2. ‘(^fepucntibus,^. latius l). loan- 
tes del s.cap 1 9 • Ioannes Gutierres Jib.i.pratt- 

?*«/?• 1 12.^w 2. & Ioannes Gartia,^ *Nobi lítate, glojf. 20. num . $9 

B ' Yes 


Y e$,que quado el hijo trata de adquirir alguna cofa, a q regular- 
mente rehíle el derecho, como es la nobleza , o de adquirir otra 
alguna, a q no tenia derecho, ni poffefsion aliunde el hijo, en effe 
cafo a el le incumbe la obligación de probar la calidad de natu- 
raleza: pero quando el contrario trata de excluyrle de el derecho 
adquirido a titulo de incapaz, á de probarle la calidad de efpuno- 

Y aunque efta diftincion fe admita , nos hallamos en térmi- 
nos^ en la dotrina de Tello Fernandez, y de luán Gutiérrez 
mas expresamente . Porque lo primero, no rehíle el derecho 
a las herencias , porque teílamenti fa¿lo pafsiva, vel abtiva e * 
de genere permiíforum > ita ut ómnibus liceat teílari , & ex tcl m 
tamento capere,quibus exprefsé non prohibetur. Vt notatur 
princ.inft.quibus non eíl permiíTum facere teftamentum,^ 111 
prin.mil. de hasredibus inílituen.Y lofegundo fehalladoña 

na inftituida por heredera por fu hija , llamándola madre, y ^ 
tituyendola como a tal . Con que no tiene necefsidad de n 11 *' 
guna otra probaca, y a quien le toca, es a los Albazeas,quep ie ,J 
tenden excluyrlade la herencia, y funda fu acción en la calida 
de efpuria,que no la prueban. 

Y ayuda mucho a cíle intento ladodlrina elegante del^ aIt 

Gutiérrez, 112. num.7. adonde componiendo la difc 0 ^ 

día entre las opiniones deTello Fernandez, y Matien^o, di ze ^ 
quando al hijo confieffa fu contrario que lo es , y pretende 
clu) ile por fer efpuno , que en eífe cafo al contrario le toca a 
probanza de aquella calidad. 

Procede en eíle cafo Iqan Gutiérrez confluentemente a ^ 
do6lrina,el qual en el hb. 1 .praEl.q. 1 2 1 .enfeña , que quoties R etl 
íatetur fubllantiam fafti alicuius , fed adijeit aliquam cir 
tjam vel qualitatem , tune ipfi Reo incumbit onus probad 1 

ana qualitatemjaliás fubílantia faéli, quam faííus eíl,onaU^P 
vera habetur , & pro ea iudicatur. Y efta fentencia efta recebé 
en la platica fin dificultad ninguna, 

Efto nnfmo es lo que paila en nueftro punto; porque los Al' 
bazens confieflan que doña Ana de la Cerda es hija de don 3 l L,a 
na de Fícrrera,pero dizen que es efpuria , v efta calidad rec° n °" 
ciendo ellos mifmos que les tocaya probada, hizieron informé 

(í ció* 1 


don, que como eftá dicho, no concluye . Y confequentemente 
por eñe titulo doña luana deve obtener , y fue juña la fentencia 
de remate que en fu favor fe pronunció en los autos. 

Lo fegundo , quando eftuyiefle probado que doña Ana era 
hija efpuria de doña luana , no fe prueba que por eílo no pudo 
inftituyr por heredera a fu madre. 

Eña dificultad intentum exigit auditorem, y afsi fuplicoa 
V.m. fe firva de ponderar lo que en ella, y en la figuiente fe 
dirá. 

Cofa llana es, que de derecho de las partidas ? los hijos de los 
Clérigos heredavan a fus madres, ex L 3 .tit.21 partit. 4-ibi : C a n °n 
deven heredar los bienes del padre , como quier que puedan heredar los de 
la madre. 


La ley de la RecopilaciS, o de Toro q es la alegada 7 de el tit.s. 
del hby.de la 7 (ecopil. dá Jugara eña duda:pero defu inteligécia,y 
contexto depende mucho fu refolucion . Diípone eftaley, 
que Jos hijos eípurios fucedan a las madres, no teniendo ella 
Otros legítimos. (fon tal que los efpurios no fean de dañado , y punible 
ayuntamiento. í luego añade. T queremos 3 y mandamos , q'tc entonces 
Je di^ay entienda dañado, y punible ayuntam iento 3 quando la madre por 
el tal ayuntamiento incurriere en pena de muerte natural t [alvo fi fueren 
los hijos de (f tengo s 3 o Frayes ,o ^Monjas profeJfas:que en tal cafo , aunque 
por el tal ayuntamiento no incurra la madre en pena de muerte , manda- 
mos que fe guarde lo contenido en la ley que hizo el feñorJ{ey don Juan el 
Primero en la ciudad de Soria, que habla fobre la fucefsion de los hijos de 
los Clérigos • Eftas fon Jas palabras de la ley : en las quales , como 
los Doctores contrarios confieffan, no prohíbe expresamente 
que los hijos de los Clérigos fucedan a fus madres, fino folamen, 
te fe remite a lo difpuefto por la ley de Soria. 

Pero ya que no hallen expreíTa exclufion de la herencia ma- 
terna en eña ley , arguyen que deven fer excluydos los tales efi 
purios. Porque dizen, que aquella palabra , falvofi fueren hijos de 
fleri^o s,cs excepción, quas debetefle dcregula, ex i quafitum, %de* 
tuque >jf. de f undo inflruJlo¿ 7 c. l.nam quod liquide 3 § .fin ¡ f. de peenu legata 
eum vulgatis. Y fiendo la regla, que los hijos efpurios fe admitan a 
la fuceífio materna, y exceptuádofe de ella los hijos de Clerig os > 


clara cofa es, que por la excepcioeítán excluyelos, y coníequen- 
temente mandado, que lo difpueíto en la ley de Soria , que es la 
1 6 ttt.s hb o Kw/h/. cerca de las fuceíliones paternas, fe entienda 
también cerca de las maternas. Hoc argumento utitur Azebe- 

- ^ t /Y* * 

do, in dtfl.l 6 m.u& I j num. 22 .& 2 3.Matien<^<v# dift 1.6 olojfiA- 
mm.7.& 8. ScThomas Sánchez , úteros refiert diEl. lib.^.eonfiiUo^ 
rum 3 cap. 3.dub.\o,mm. 6. 


Sed fané hoc argumentum nimis debile eft. Porque lo pn- 
mero en las leyes penales ad extendendam poenam argumentis 
vel illationibus uti non debemus , fino fojamente fe á de mirar 
al contexto for<£ofo, y expreffado en las palabras de la ley, ut in- 
fraprobabo. 

Lo fegundo, el argumento es debil^porque es de advertir, que 
la dicha excepción que haze ley z.referida, no cae fobre toda fu 
decifion , ni es neceflario que exceptio fit de tota regula , bafta 
que lo fea alguna parte de ella, como lo obfervó Everardo, in lo * 
cis leoalibusdóco ab exceptione qui efi 9. m fine. Como fi la ley dixeífe, 

el que matare a otro lea condenado al interes de la parte, ya 
horca, y luego añadieffe,/í>/t'o/?/«ww¿/e, entonces ella excep- 
ción no librará al noble de toda la pena , fino de la de la horca, 
quedando obligado al interes. 

Aora pues es de advertir, que lo regular por la ley de la Parti- 
da alegada , los efpurios lúceden a las madres , y no tenían las 
madres pena de fu delito en quanto a eíta parte. La ley de Soria 
(como defpues diré) pufoles en pena , que no fucedieflen los ef- 
purios a fus padres , ni a los parientes paternos. La ley de Toro, 
que es la que vamos explicando ,dexa también fin pena a las roa 
res de hijos efpurios : pero porque no parezca que quedan fi 11 
ena,cli Z e que fe guarde la ley de Soria. Y efto fe colige clárame 0 
te de las palabras de la excepción , que las pone la ley inmedia- 
tamente a las que declaran qual fea ayuntamiento punible: y 
porque no parecieífe que no era punible el delito de las concu- 
e os C C ligos, anade. Salvo fi fueren los hijos de Cleripo$i& c ‘ 
y n t cafo , aunque por el tal ayuntamiento no incurra la madre en p ^ 
na de muerte , mandamos que f e guarde la ley 3 & c . ' Y efte es a mi COflfr 
entender el verdadero fentido de las palabras de la dicha ley. ^ 


Y fi pareciere algo fútil, y difícil, no por efío deye defecharíq 
porque la regla univerfal, que excepto debet ejfe de regula, íe limita 
quoties ex tali cxceptione coirectio mnum re/uitaret .* ad quam 
evitandam , improprianda funt verba except hms. Ita obfervat 
I anoimitanus,/» cap.coufultatiombus de oj ficto delegati } (fi ex co docet 
Eveiardus Jn dicto loco, a ¿ exceptione 3 \h\-Illud autem nolo te tortorare , 
quodut tura tur ¡bus concor de nt ur , a dmittitur impropria tío ,ut except io fíat 
non fpecialiter a pracedentibus fe din genere. 1 aísi dando eíla nuef- 
tra interpretación cafo en que milite la excepción, baila para, 
que no lea correntona la ley. 

Lo tercero, porque la dicha excepción no es abfoluta, fino li- 
mitada 5 porque no fe queda la ley en dezir , fatuo fi fueren hijos de 
Clérigos fino paíTa adelante, y diípone por palabras dichas no ex- 
ceptivas, ni indliedas: en tal caf i mandamos que fe guarde la ley, fie» 
De fueite , que en lo que exceptúa a ios hijos de Clérigos, es, en 
que fe guarde la ley de Soria, no en la admiffion ala fuceflion 
materna abfolutamente,ut per fe patet. Y aíli fíendo diípofícion 
limitada,limitatum etiam producet effectum , l in aoris , jf.de ad- 
(¡uirendo rerum dominio , cum vulgatis.Exornat Tiraquellus traüatu, de 

ceffante caufa 3 i .p.num. 147. Barbota axiomate 40 num 29. & Alvaiez 
de Velafco Mt.C.mm 40. 

Piadeitim cuna lermofít inpocnalibus : jn quibus extenfio 
pocnce fíen non deber, nec interpretan Jcgem debemus amplia- 
do, íed íeílnngendo , extext.m cap .in poents de reg.iur.in 6.1 penult.ff \ 
de pañis i ñeque ex identitate rationis,ut infra dicam. 

Demas de que fi la ley de Toro quiíiera que la excepción que 
pone fe eílendieífe a la total exclufion de los hijos , fácil le fuera • 
averio dicho,o callado las ultimas palabras en que fe remite a la 
lev de Soria.Nam íi Jex voluiílet expreíilfet,/.^/^, § fin autem ad: 
dcficientiijC.de c aducís tol¿endis 3 l.fi fervus 3 §.Prater ait 3 verfnon dixit , 
ff- de adquirenda hxreditate , exornat Tiraquellus m l fi unquam , ver< 
denis.C. de revocan, donat. Thufcu sjom. S htt. V. conchfione 83 lex: 
Jnm prefumitur noluiífe id quod facile potuiííet exprímele,^ 
^Aznoch.confiso num. 8 . 

Finalmente, porque aunque la excepción parezca univerfal, 
e a de entender , y reftringir en el cafo que la niiiina ley la ref- 

C eringe. 


J 


fornique es pata que fe guarde la ley de Soria. Nam verba ge- 
neraba , Se univerfalifsima reftringuntur iuxta formara appofi- 
tam,& limitatam in inftrumento, ex regul.text. in cap. <¡m adagen- 
dunt de procurato. lib. 6 . & exphcat Farmacias, deaf.29 3 . mm '. 3 • »» n0 ‘ 
vifsims, Marta declaufdu. 1 .pan. ciadla 26. & Barbofa claufíS- 
d mm 2, Y afsi en virtud de aquella ley 7. de el titulo 8 . no eítán ex- 
cluydos los hijos de Clérigo de lafuccffion materna, mas de e ti 
qnanto lo e (tuvieren por la ley de Soria , como la mifma ley 0 

explica,y limita. . 

Refta aora ver fi la dicha ley , que llaman de Soria , que es a 
l.d tit.zjtb 5 ^ewpí/.excluia a los hijos de Clérigos de la fuceflion 

de fus madres. . r 

ConfieíTo defde luego,que ay mas Autores, que digan que e 
tan excluydos, que no que lo n ieguen ; porque por la fcntenc> a 
afirmativa eftáCovatrub. ¿«4.2 part.cap.s. §. 5 mm.17. leüo e 
nmdc2.,inl.9.Tauri,mm 5 - Antonias Gómez, ibiiem mm. 1 5 y 1 ' 
fuentes,»». 9 . Gutiérrez, lib.2.prafl.¡¡u.eft 102. Matienzo ¡mdiB- 6 
ti:.Z-gb)Jf.4mm 7%.Ó“ ibidem, Azebedo,»»?»- 1 • 0‘ in 1.7 tium.zZ- 
23 . Thomas Sánchez, qui plutesalios referí, dtcl.hb.4- Confih or ¡ir>1 ‘. 


cap ‘*>.dnb.\o.mm 6. ^ 

Y por la fentencia contraria , que es la que nos defiende, e 
Abendaño , mdiSU.9 Taurino f\o. mm. 5.6. & 7* MontalvuV' ; 
líb.$ fori,tit. y ltb.io§. en aduherio.el 1. Gregorio López, w 
part. 4 z>cr. los de la madre , Didacus Perez, in l. 2 .tit. 1 5* 8. or 

nament . Quibus adiungi debent Thomas Sánchez , dicl.dab. i 0, 
mm 7. quatenus oppofitam fentcntiam folum dicit probabi 1 
rem } gonfeífando tacitamente,que eíla es probable, y luán 
tiene Zj di si, qn.ijl. IOI . mm.2,z>erf. quidtenendnmj en quantO 
que la primera es mas verdadera, y recebida, ZehaMos, pra& cat ‘ 

96 ¿ mm j j prACipue^mm. 1 8. adonde dize: £* 
bits ratiombusJoAc opimo vídetúr fatis inri cenfonaX alegando a M 0 * 1 
talvo, Diego Perez, y Gregorio López, concluye : qui 
gumolojj'atoresjoabent in legum mterpretatione , & mt elle Sin maxiw ar/ * 
anclo ritatem. 


Pero las autoridades no fe an de numerar , finopefar : J 110 
importa que aya para una fentencia muchos autores , y 


f 


6 

otra menos, fi con los menos eftá la razón. Reña pues ver , qual 
es en la que fe fundan los que llevan la íentencia contraria. 

El fundamento fon dos razones. La una es dezir que milita 
la mifma razón en las madres que , en los padres de tales hijos, 
y aíli, que de entrambas fuceffiones á de privarfe el hijo de Cíe* 
rige. La fegunda es , que en el proemio de la ley de Soria habla 
de las madres, y parece que a ellas fe dirige , jbi : Por no dar ocafon 
que las mugeres cij si Viadas , como vírgenes fean barraganas de Clérigos, 
fi fus hijos heredafjen los bienes de fus padres» 1 que a ísi la intención 
de la ley fue privar a los hijos de la fiiceílion materna .- porque el 
proemio tiene eífa virtud, que legis mentem oftendir^ in l.fin ff. 

de h^ere dibus mjhtuendis. 

Pero la poca fubftancia de ambas razones íeprueba fácil- 
mente A la primera rcfpondemosloprimero, que las leyes pe* 
nales no fe eftienden de cafu ad cafum , nec de perfona ad per- 
fonam, etiam ex idéntica te rationis. Sic docet glofj.magijlralis in 
cap i)7 peems de reg luv.m 6. Cañio, hb . r .de cege poenah 3 cap y.docum. 3. 
P.Molina,¿& iu(htia,& ture Jif. 17 64.a. Thom. Sanchez,Suare z. 
Salas, & alij quos refert ; & fequitur Cañro Palao tom.i.traclacu 3. 
de legtínsdx. 5- púncl.iAA-numA. Corfetus, Tiraquellus , Honde- 
deüs,Fariaacius, &alij relati ab Auguft. Barboía , axiomate 1 66. 
mm.7. Y la razón es, porque .poena non irrogatur niíí exprcfsé 
ca vea tur á jure , l. at fíquis impediat > §. Divus autem ¿Mar cus, ff. de 
'RetigiofiSjÓ 1 fumptibus funerum, íbi : Conréele f acere .peenam tamentn 
enmjlatutam non ejje 3 Menochius de arbitrar ij s 3 ltb. 2 -cent» 3. cafu. 2 7 6. 
per totum, Farinacius,^*/?. 1 8 »num»7 . 

Lo fegundo dezimos, que no corre la mifma razón en las ma 
dres de eftos cfpurios que en fus padres. Para loqual fupongo, 
que el prohibir a los hijos de los Clérigos de la herencia de fus 
padres, es caftigo hecho a los padres en íi mifmosj en fus hijos, 
por dos razones. La una , porque los padres fiemen mas las in- 
commodidades de los hijos , que las íuyas mifmas, como lo di* 
Xoel fin. infl.de noxalibus afHonibusf\hv» V~t peni per fihj corpas pacer 
magiSi quem films penchtetur , y por amedrentarlos a los padres de 
'eñe delito de concubinato, les pone la ley por freno la pobreza 
de fus hijos , que les obligara mas que la propiia , L tfi quidem 


fin.ff.de eoquodmetu-s caufa, ibi: Curn pro affelln párente srrutgis inlibe * 
ris terreante. 


La íegunda razón, porque esgraviífima pena privar a un ho- 
bre de la facultad de teftar , que le concedió el derecho común 
de las gentes, ex l. non ufjue adbuCjjf. fi <juis d párente fuer it manurníf 
f %s r ibi : Que mijmm ef 3 inoemis hominibus non effe líber am rerum fuA s 
rum ahenationem. Y por eífo la ley i.f.de facnfanñis Ecclefi¡s\ 2 .n li- 
bremente permite a los teíhdores fus diípoíiciones , y manda 
que fe guarden, porque lo contrario fuera grave daño de fu liber^ 
tad 3 y grandemente injuriofo , ut fpegie prater noftrates , in dift* 
1.6. ut. %Mb.y7tecopil. & alios quos confultó omitto , hb.3. Confita 
rum, conf 408.^.39. dequenos valdremos abaxo mas latamente* 
Supueftas las dos razones de caftigo, que padecen los padres 
GlerigoSjCn que fus hijos no les hereden: digo aora que no mil 1- 
ta en las madres la mifma razón que en los padres , para que 
ellas también eftén prohibidas de teftar en favor de los hijos? 
porque es muy diferente la culpa de los unos,y de los otros, y I a 
pena fe a de commenfurar con la culpa, ex L Sancmus , C' ^ 
l. filias ,verf CAterum, ¿F § . ¿liad autem eodem titul. porque qualqineí 
culpa en los hombres es mucho mayor, propter íexus iudicijt]* 
fir mitatem,que en las mügeucs, qu^ funt imbecilliores, & inft" 
rniores, como lo dizen losTheologos comunmente con S.Th° 
mas, y S,Buenaventura,a quien cita,y ligue Tiraquelo^ m L 1 .con* 

nhbküi >gloff. 1 .a mm.SS •& traEla.de peenis temp.cauf 9. per totaw>p r * e 

ci m porque como dixo lagloffa en el cap. fon* de verbo* 

ram fignificatione: 


Quid levtus fumo? Flamen. Quidflamínd Ventas. 

Quid vento’’ Aiulier. Quid mulieret^biihil, 

' la pena en ellas difpone el derecho lea íiempre nac^oi’ 
queen los hombres, aun en iguales delitos, l.Quif<¡ u ,s,<$. adfr* s > 

^■adl.UU am mkft.bKA4kw.enw ana eas debet effe [entente f** 

t | . f eXus tnmus effe aufuras céfi-dimus. SecjuituridemTl^' 

S ue ' . U “ ÍLI P ra ^úmáx\sM.2.confd.mmiml.conf. 1 1 s.num.i U • 
: Av 1>rocaIc con «aas certeza intele&is carnis, utdocent f* 

dKti Dadores , & e ft text.m l.fi adulterium cum inceftu, í.[}uprUT»>& 
Catres, &§. mce/lumsf. adl.lul.de adulteré aun en el adulterio 

.íc\ mifo 10 


miímo fe inclina S.Aguílin , a que fe deviera inftituirfe lomiG 
nao. Y aflj dize en el lib.z.'d* adulterini* coni^cap.S. (cuya auto- 
ridad refiere el cap.mdignantur 32 ,qu¿Jl. 6 f) íum tanto gravites eos puní 
n oportuerit , quanto magis ad eos perttnet , & virtaté vincere 3 & exem- 
plo re o ere f ¿minas. '■ 

De lo dicho nace, que no militando , como no milita la mi£ 
ma razon,para caíligar a las madres, que la que milita para caf- 
tigar a los Padres , como mas culpados, y mas advertidos, no fe 
puede eftender la pena de ellos a ellas. 

Ni obftarádezir que no fe puede negar que tengan culpa las 
madres que fe mezclaron torpemente con los Clérigos , en que 
fe comete tan grave delito , que los Doctores llaman a los hijos 
nacidos de eíie concubinato incefiuofosmefarios^dulterinos,^ 
y facrilegcSjComolo pondera Cervantes, m dt 8 ¿&Tauri,m. 59. 
& paííim reperitur apud Doctores, y aifii es juílo que íegan igual 
pena que los padres. Porque fe refponde, lo primero con lo que 
dixoel 5. Divus autern Marcas, que citamos arriba, floréele faceré: 
peenarn tornen m eam fatutam non ejfe. 

Lofegundo, que no quedan fin pena nica (ligo, pues ven 
fruílradas fus efperan^as, y fus ordinarios deífeos, que como di- 
ze la l.fcnpto, funde liben , es en todos los padres ver a fus hijos ri- 
cos j que los hereden \&parentumcorrmumvotum. Y en eftas mu- 
geresmas, que deificarán con inílancia ver a fus hijos herederos 
de fas padres: cuya herencia comunmente es la que tiene fubf- 
tancia. Y eífio fienten las madres mas vivamente, q deífiean, aun 
a coila de fu vida, ver a fus hijos poderofos. Como refiere Tácito 
de Agripina,madre de Claudio Nerón, quepofpufoal gozo de 
ver a lu hijo Imperando el amor de fu propria vida . Y aífi no 
quedan impunidas las madres, bien que por la difculpadela 
flaqueza de íu fexo, queden con menos pena que los padres. 

A la íegunda razón fe reíponde , que el proemio en las difpo- 
ficiones hominis vel legis finedubio delarat mentem difponen- 
tium, ut in ditt. Lfinah, jf. de bxre dibus wflituendis. Porque habent 
rationem caufas final’is impulfivx, ut docet Molina, lib.i.de pri* 
nooenijsj c. 5 . mm. 6. & cum D.Ioanne del Cailillo,Menochio, & 

alijs reíolvunt eiufdem Molinse Additionatores. 

7 ~ D Sirven 


Sirven pues las palabras de el proemio para conocer la iníen- 
ció de la ley,ut ait Molina, & pmer allegatos Caftro Palao^r^. 

3 , Je le oí. toth.l.difpu.$.pun 3 ; §.3.w/*.10. Salas de leoibus,decif. 2 l'fe¿l.S* 
verf.3' regula . Suarez lib.6. cap. I. num.i i, Eíto todo lo confesa- 
mos, y dezimos, que la intención de la ley de Soria fue reprimir 
a las mugetes de tilos illicitos amancebamientos conlosGle- 
rigos > que efto es lo que dize el proemio. Pero añadimos, que a 
efta intención , y caufa final fatisface la ley con la pena que les 
pone , que es, de que fus hijos no hereden a los Clérigos fus pa- 
dres, caftigo bailante, como eílá probado. 

Y para efto es muy de advertir el termino que la ley ufa: Sean 
barraganas de los Clérigos . Que fi fe mira (como fe deve mirar) la 
propriedad de la voz, fignifica las mancebas,a quien publícame 
te , y con fole nidad (fi allí fe puede dezir) recebian los hombres 
folteros en fu cafa, para tratar có ellas, como fi fueífen fus mu- 
geres. Y aíli lo explica la ley i.yz. tk. 1 4 .pan. 4. Y efto les era per* 
mitidó por la ley a los hombres que no tenian orden, ni matri- 
monio , Y eftas tales fiempre entravan a efte concubinato con 
la efperan^a de ver a fus hijos ricos, y que poíTeyeífen la hazien- 
da de fus padres.Quasftum enim fui faciebant,y eífo íignifica la* 
vozes de que fe compone la dicción 'Barragana, como lo dize la 
dicha ley 2 . y hazian grangeria,y ganancia del pecado, y por eífp 
fe llaman fus hijos, hijos de ganancia. Y efte era el principal moti- 
voy engaño para fu pecado. Y efte es el quedes quita la ley de 
Soria > perfuadiendolas a que no ande tener efta efperan^aj y 
allí dize : Por no dar ocafion a que las mugeres , afsi viudas , como virgf* 
nes 3 jean barraganas de Clérigos fi fus hijos heredajfen fus bienes^ AdoU - 
e ex P refírmente fupone, q efta era ocafion de fer barraganas, y 
que quitada ella fe ataj aria el pecado en grande parte. 

De donde nace,que có el proemio de la ley, y la intención del 

s s , a or> y cau & final de ella, queda baftantemente cumplido 
con la cautela dicha. 

a N j°^ U ! d f zir ’ ft ue mas cumplidamente lo quedara , fi fe 
eítendieíTe efta ley a privar a los hijos de Clérigos de entrambas 

fuceftiones. Porque fe refponde.q las leyes no pulieron efta pena 

tan rigurofa,o porque fe lo pareció aífi, o porque les pareció bal* 

j tanre 


8 


tdnte la que ponían. Y eíío mifiíio fe pudiera dezir de otras mu- 
chas ley es penales., que no tienen tan (¿veras penas , como pu- 
dieian , y no poi eíío íe an de reprobar, ni eftender 3 con que íe 
íatisfáce al argumento que fe toma de el proemio de la ley. 

Y Para que fe vea ex abundanti quan flaco es efte aroumen- 
to hago otro contra los Doctores contrarios, tomado defu mif- 
ma dotrina , porque fi la fuerca del proemio de la Jey r de Soria á 
de hazer que la prohibición de fuceder a los padres fe eftienda a 
las madres, porque en el proemio fueron nombradas 3 también 
á de hazer, que fe eftienda a privar a eftos efpurios, nofolo 
de la fuceííion materna, fino de la de los parientes maternos. La 
razón fe haze llana con efle dilemma 5 porq, o el proemio haze 
eftender la pena,o no 3 fino la haze eftender , habemus incetum.: 
íi la cftiende,ala de eftender a todo. Porque una eademque de- 
teiminatio reípiciens plura determinabilia debet eapariformi- 
ter determinare exvulgata reg . l.iamkoc ture , ó° l. L,ucius , fjf. de 
vuloartt&c in fpé docet Bartholomeus Socmus,//¿.3. confd. 74 . «.7. 
mira citandus . f en la miíma ley íe decide indivisiblemente, 
que les hijos de Clérigos no fucedan a fus padres, ni a los parien 
tes matemos. Luego llana cofa es, q fi elproemioá de hazer ef- 
téder la penaja á de eftender a todc 3 pues el proemio es la deter- 
minación única ? y fin diftincion de quien la pena íe rige , y es 
una mifma la razón (como los contrarios pienfan) la que mili- 
ta en las madres, y la que en los padres. 

Tune fie, digo aora con mi argumento: íed in adveríariorum 
fententia filij Clericorum non excluduntur áfuceífione cogna- 
torum , licet excludantur á fuceííione Manís, ut tenet exprefsé 
Cervantes m dicU. í ).Tcum,nim.76. Ioann. Gutiérrez lib. 2. praci. 

103. Tilomas Sanch. diíl hb^ConJiliomm, cap.3*dub t \ i.nu.2. 
Azebedo w didí.l.ó.tit.S. hb $.7{ecopU.niím. 1 3. & latius in l.i.eodem 
titulo, num 34.C7 35. Vbi plures Doótores refero Ergo illa extenfio> 
qu^e fit ab adverfarijs , de fuccefsione paterna ad materna vel 
debet fieri quo ad omnia,vel quo ad nulla,que es lo cierto. 

Y hazefe indubitable efte argumento en que íe fundan eftos 
Doélores para no excluyr a los hijos de los Clérigos de la fuceí- 

1011 de los parientes maternos : porque dizen , que efto no efta 

i ef- 


m 


exp 


expreííado en la ley de Soria, ni en la de Toro : y que afsi telin- 
quitur diíponi iuris comunis,el qual no les excluye de efta fucef 
fionita Azebedo ubi fup. Eípecialmente (dizeThom. Sánchez) 
eftando en términos de la ley contraria , ibi : Cum ergo fit lex cor* 
recorta debet limitan adcajum tn q uo loquitwr. Y efte es el argumetO 
que yo hago,y de que ufaré defpues. 

De adonde de primo ad ultimum claramente feinfiere , que 
la ley de Soria no excluye de la fucefsion materna a los hijos 
de los Clérigos, porque íi los excluyera , y por la identidad de la 
razón, o en virtud de el proemio fe eftendieíle a eflo , avia de ef- 
tenderfe también a privarle de la fucefsion de los parientes ma- 
ternos , afsi cornos los excluye de los paternos, quod ipfi adveí- 
farij negant. Y pues no fe eítiende a eftos por fer ley correótq- 
ria,y odiofa, tampoco deve eftenderfe a lo primero, en que mil 13 
ta la mifma razón. 

Y por eftas razones Cervantes. inditU 9 Y An- 

tonio Gómez, tbidem num. 5 1. Ioann.Gutierr. in diB.quxft- 102. nu- 
mer.i.in fin. afirman que la ley de Soria por fi fola , no excluye a 
los hijos de los Clérigos de fuceder a fus madres, fino que la ley 
de Toro eítiende la decifion de aquella ley a privarlos de la he" 
renda materna, afsi como los priva de la paterna. Quod etiam 
manet improbatum ex diétis. 

De lo dicho fe infiere , que ni por las leyes de el Derecho co- 
mún, ni por la de T oro,ni por la de Soria eítán excluydos los ta 
les hijos de la fucefsion de fus madres . Con que vienen a eftaí 
admitidos,y dexados en términos de la difpoficion regular. 

Y quando fueífe afsi , que la ley de Soria por fi , o por extern 
fion que de ella hizieífe la ley de Toro, les excluyeíle de la tal fu- 
fuceífion ¡importa va poco para nueftro gafo 5 porque la ley de So 
na habla de mugeres barraganas, y efte genero de amanceba- 
miento trata de quitar , lbi : Por no dar ocajion que las mugeres , 

Sean ba) r aganas de los Clérigos . Y efta es la caufa final, a que fe diri- 
ge a ley.ut fupra probavimus.Y efte genero de barraganas, qua- 
les fean,confta de las leyes de Partida alegadas. Y era necesario 
q eftuvieífe probada efta calidad en doña luana de Herrera, p ara 
tomar argumento de efta ley . Pues comoconfta de todo lo di - 

cho, 


la ley penal no fe a de eftender de el cafo en que habla . Y aífi 
Gregorio López 2 1 .part.4.oloJf. 5. dize.- Quod neciure crvtli , 

tice Partttarum^ne^ ordwamentorutn filius Cieña etiam in facéis re p peí- 
hti.r a fuccefsione matns 3 nifi water ejjet comugata , aut confar.onineaAut 
publica concubina. Cui fentétia: ad haaet Didacus Perez,w/.s.«M* 
lib S-ordwamen ¡ver [.fe d ana prmijfa. Y para deziríe publica con- 
cubina, es nec eílario verificar las calidades que pide el Concilio 
de Bafilea en la fefsion 20. cuyas palabras reíiere Bernardo Diaz 
in pracl.cnmn.cap.79.nuw.i- lbi: Publici concubinan] wtellipendi f a nt 
non foluw bi, quorum concubinatos perfententiam , aut confe fstonem tn tu «= 
re fafíamj feu per reí tvidentiam, cguA nuil a pofsit tergiverfatione celar i, 
notorias ef-fed ¿jai mulierem de incontmentia fufpeclam , & mfamatam 
tcnet s & per f uum f upe norem admomtus ipfam cum cffectn non dimitit, 
hoc ipíum fequitur loa nn, Gutiérrez hb.2. canon.qg cap 7 -num. 7 i> 
trasladando a Bernardo Diaz, calidades todas, que no eftán pro- 
badas en efte cafo. 

Et fiaré non pcífium non mirari , tot graves Doctores oppo- 
fitum iudicare, lcilicet , que les hijos de Clérigos , ávidos etiam 
ex non publica concubina, excluduntur á fiucceííione materna. 
Siendo tan evidente que la ley habla en las Barraganas y y que es 
cofia abluida , & liberé é preprio cerebro ccnfida, eftender una 
ley penal con una , y otra exteníion ediofia, fuera de los cafios, y 
perfonas de que habla. ¿ • • ' • : 

Finalmente , quando concedieífiemos todo lo dicho , y que 
los hijos de Clérigos excluduntur á fiucefisione matris , Uve íit 
concubina publica/] ve non: con todo eílopara el cafo prefien- 
te(que es lo inmediatifisimodenueftraqueftion) importava po- 
co 5 porque no porque los hijos eftén excluydos de la fiuceflion 
materna por alguna ley, o eftatuto $ por el contrario las madres 
eftán excluydas de la fucefsion de fus hijos. 

Scio,oppofitum in fipecie noftra fientire Matien^o, m l.ó.tit.s. 
oleff 4. num. iv. & m l.ü.glojf úndm.io. hb- 5 - ^c^i/.ThomasSan- 
chez , ditt-lib. 4. Confd. cap.$. Gutiérrez ditt.ejuAfl. 102. m.$» 

«qui plures refierunt 5 pero la razón es la que íe deve examinar, 
pues no baila que lo digan uno, ni muchos Autores , ut infra di- 
cemus. r • 


E 


El fundamento de eftos Autores es , porque fucefsiones de- 
bent elle reciproca!, utin ambo . quibus modis naturales effeiantur fui 
collat' 7 • § tn ¿juibuSj lbl : In quibus erMn cafibus naturales filos vocavi s 
mus ad I ucea fsionem: in ijs (¡Hoque , ¿r ipf decentem natural ibus p atribus 
devotionem fervent. AuthahcetyC.de natutalibus //¿mj-.Ideoque ílCUt 
filij naturales infolidum ad haereditatem maternam vocantur, 
ita (Scipíamater, aut afeendentes ex linea materna ad fucceífio- 
nem liberorum naturalium infolidum admittuntur, l a ¿ 

S. C- TertyL ergo íimiliter a contrario quando filius excluditur a 
íuccefiione matris, debetmater excludi a fuccefsione filij. 

Lo fegundojporque mater & filius íunt correlativi, in córrela- 
tivis autem difpoíitum in uno, in alio céíetur dipofitum, ex Lfv- 

Q.dem dicta viduitate tollenda 3 Lfn.jf.de acceptilationibus > exornat 
Marta de fuccefsione le oali, 3 part.pc¿f.i 2 .d 2.w*w.32.Dom.Iofephus 
V ela l .tom.difer .4. num. ( )6, Baptiíla á S.Blaíio, traü. de correlativa 
(f a reperitur ,tom. 1 .traclatnum)d num. 1 .uf¡ue ad.34- Ergo ftatuturtt 
vel lex illa loquens de fuccefsione materna, intelligi debet de fue 
ceílione filij. 


Eftos fon los fundametos de efta íentencia , y fáciles mucho 
de defatar. Al primero fe refponde, que es falío dezir,que las fii- 
cefsiones debet eífe reciprocas neceflario, porque vemos lo con- 
trario llanamente en infinitos exemplos, mientras que el Dere- 
cho no lo expreíTa. Los hijos no fucedia a las madres, y las ma- 
di^S fucedian a los hijos, ex^.poflea autem infl. de Senat. ConfTerty* 
harta que vino el Senatus Coníulto Orficiano que los igualo* 
Frater uterinus ad fucceílione fororis vocabatur, non écotra, ut 
reffertur inl.lege i2.tabularum 1 C. de leoitimts h.tre dibus- El hijo legi" 
ümo era heredero íims 5 c neceflanus de fu padre, § fui autem ¡fifi; 
de h*rcd. Ví al ; & dif non vero ¿contra. La legitima petebant filij 
lure natural x.CaptfaimHus de teflamenüs , Lcum rawtf.de boms dar» 
mtonmy parentes vero mre civili, ex Lnam& fparentibustf.de hof* 
fcifo teftam. \ aunoy día dura la diferencia, porque el padre tie- 
nc obligación adear a fn hijo por liorna ¿ quJ ¿ 0 paIIe s 

de la herencia.y el hijo folamente las dos tercias partes deve a fu 
padre. . ^ ¡ .. 

Pot eftoSa y por otros muchos exemplos que dexó defiende 

do£tlf- 


do&ifsimamente Cephalo (omnino videndus) tm. i Con filtcmm 
con/' 408.a mm.25.cum fecjttent, que las íu ceibones no fon recipro- 
cas,, mam ínter perfonas correlativas^ mfifierent exprejsé . í afsi de- 
fiende, que el eftatuto que prohíbe que el marido pueda inílituir 
a la rquger por heredera , no prohíbe que la niuger inftituya al 
marido, y ligue la materia de manera que no la dexa dudable. 

En los miíhios términos procede el confejo celebre de Bar- 
tolomé Socino el Sénior, que es eneltom.S . conf .7 4 * mcipit diffictd- 
tatema num. 3 -lbl: Sed pr&ynifsis non obflxntibus contraria mfententiarn 
'vertorem eJJ'e exijhmo^uod imo uxor non cenjetuv prohíben religue) e viro 
fio c* 

Sfoue ella mifma fentencia de mas de Baldo m Llege 1 2 . tabJ. 
c.de legiti. hdredibus , Curtió el menor, conf.6 d num. 1 2 verf fecundo 
fttnmahur.c ups palabras dexo por no alargar eñe papel- 

Y Pedio Saído,to/n.(onftLconfil.292. anum s defiende por eftas 
mifmas razones , que aunque el hijo emancipado fi practermit- 
tatur á patre,non poteft iurecivili rumpere teílamentum, nec 
íllud íriófficioíTum accuíareiecontra verbo íi patei piastermitta* 
tur ; habet querelam inofficiofi teftámenti , licet eorum fucceííio 
invicem reciproca, & correlativa videatur. Eandem fentcntiam 
defendit mordicus Marta de fuccefsione !eoali,dicl i.part. c¡u#jl 12.a 
num 33. & Jecjaentibas , que fiendoíeys tan grandes Dobtoies los 
que tratan ex profeíío el punto proculdubio debent carteos, qui 
obiter illud per traábariint,anteferri. 

Y aunque vemos que en el Axtho. denat. hb. alegado fe man- 
do guardar ella igualdad , elfo no haze regla for^efa , para que 
adonde no ay ley que exprelíamente haga la reciprocación de 
las fucefsiones > y que mande que ad invicem> los unos fo 
dan a los otros, fe obferve,que difpofitum in uno trahatur,& ex- 
tendatur ad aliud non difpoíitum.Vt refolvunt pr^diíli Doéló- 
tes, &latiusinfra. 

De adonde infieren las refoluciones de varios cafos lemejan- 
tesal nueftro, como fon, que excluía fororeá fuccefsione fratris, 
non cenfetur frater exclufus,que fue la fontentia original de Bal- 
do, m Llege duodecem tabularum,Q*de lepitiM.tr ed.Q^xc figuen Socino 
d l fl*mfd.74’ num.4. &Cephalus di ti. con f. 40%. num 59 . qni pluies 


Doftorcs allegnt.Item quoties uxor exclüditur á fuccefsione ma 
ritij non ceníetür écontra maritus excluíus á fuccefsione uxoris. 
Tenent Sociñus íbid. dicl.cónj. 74 per totum , oc Cephalus toto tilo, 
conf 408. y otros innumerables cafes que junta Baptifta de S.Bla- 
íio, diÜ.traEiatu de correlativa d núm> 34 cumfe^uentiUs. De adon- 
de fe deve inferir la mifma refolucion para el cafo prefente,y 
confequentemente dezirfe , que exclufo filio Clerici á fuccefsio- 
ne m a tris, non excluditur mater á fuccefsione filij. 

JLa íegunda razón es aun mas falaz y fácil de difolver. Y de 
entrambas dizc Marta ubi¡upra } num 3. eftas palabras: lec¡ue°tf‘ 
tant ilU du<& r at tone s ^nodf ucee fs : iones debent ejfe reciproca ítem c¡uodM c 
pofua m uñó ex correlativas locum habeant in altero . IJ¡¿ enim funtfr^ 
lacifsimt radones. Y con mucha razón dize efto Marta 5porqU e 
Baptifta a S.Blaíio en el tratado de correlativis alegado, aviendo 
? \ Y ales, en que milita la regladle que difpo- 

iitum in uno,cenfetur difpoíitum in alio,pone luego otras cied’ 
to y diez limitaciones- Veaíequan poco íegura es la regla ejuc 
tiene tantas falencias. 


La primera, y mas radical limitación es, que procede in cot' 
relativis refpedíu eiufdem aétus , & perfonarum 5 non vero reí" 
pe¿ \ u aítuu rn diveríorú .Exemplum fit.El menor efta prohibido 
de donar 5 por el mifmo cafo eftá prohibido recebir donació 
menor, porque donador, y donatario íunt ínter íe correlativi»^ 
dilpolitum in donatore.eft difpoutum in donatario. Pero al c& 
n ano p°rq a } menor le eftá prohibido fer donador no le e fta 
prohibido fer donatario , porque el mifmo que no podía receb* 
donación fuyaje puede donar al menor. Lo mifmo digo en k* 

cor? S 1 VC r der ’ y , demas contratos » en los quales pariforn>* c£ 
corre la m.fma regla.Haec eft fentencia yeriflima , & interpreta 

tam aonT matlS,C1Uam f" Cmeo ccfcbro confinan fed era*' 
Q „ m w pn ?™ m a Soc l n ° Seniori diElo conf.7^. »»»». 5* ’b i: 

1 * ** iriiT cwrúatwa 5 * íf tk 

refpeüu ewfdeinaElus ^ r T 

nrokibttus ab tt> ' ”* ^ tendere , ceníes T" 

prohtbitus ab eo cmre M , n Mñ. Lfin.& Ai de accept Item & 

bet locum regula conela„vo rum , ^„ do fi( 


II 


Vendí, friatenfeti.r prohibirá emi. & ita lotjuitur tfín C. deciprc-fs>&c. 
Id. \0.& tbtWartoks. Fi ndc mmfiro cafi f prohikrtíseflm a ritus mul~ 
tima voiitjytt&te utxori rdtnefuere - cenftnr nxor pruhibita cápele ex al tima 
'volúntate <a manto. A di e¡ uodfi imputa effet pama marm reí infénti: 
ttbpúfitM mnfcret ur uxon mpienti . Et it adoptar materia correUtmns. 
Socas autem efi w draerfo achiy& piando refpim ¡latut^rn perjonan^ & 
nm rem> que es dotrina individua I para nudtro cafo. 


im docet Cephalus^Y.^^os mm 6SÁbi.^efpondeo id 
cjfe ver ti m m eodem acluecas m diver fis. Y lo explica excelente men- 
íe con las reglas, y axiomas comunes, la que dize;* Frawenti fide, 
fidex fr A'ifvpatur ti cUm, y la otra que dize* In eo piod (jais w'pxgnaznt, 
fundamentnmf acere non potejl , que proceden in eodem a¿tu, fecus 
in diver(is,y cita por efh interpretación a mu dios autores. 

■ Kidom fcntenti* fe fubfcripfit Marta , de ficcefiione legah 3 .p. 
puf.%2,ai inv.m. 37-ibi : 7( e gula cor relatworum proeedit refpeclu e inf- 
ierna dtis *Nam fijáis efr prohibitus venderé ¡cenfetur alter prohibitns áb 
c ° emere: Cf fi (juis -efl prohibitus trifhtuere , cenfetur alte.r probibitns ivfti- 
tui-. Sed argamentum a eorrelativixpxrfoms non proce dn abono ad al» 
ternmaBtm. 1 


De adonde claramente fe infierepara nueftro cafo, que aun* 

v quedoña Anade la Cerda eftuvieffe por la ley de el Rey rio ( o 

fea la de Toro, o la de Soria) prohibida de fucedera íii madre, no 

por elfo lo eftava fu madre prohibida de íii cederle a ella, porque 

no milita la regla de correlativos mas que en el mifrnoaCto; de 

fuerte que eftando prohibida doña Ana de faccdcr a fu madre, 

lo efta fu madre de inftituyria por heredera , que es el Cafo de la 

ley ,y no por el contrario, como aora fe pretende. 

La fegunda limitación de la dicha regla, es igualmente llana, 

que la pa(fada5 porque aun quando fe entendieífe camo quieren 

fes contrarios, no procede quando miütat divería ratio in altero 

conelacrvis ? a;g. I. ínter jbpnlantem, §■ Sacram , ibi : fed difimiUa 

de verbor.obtigat. l.turatorem, C de ínter diflo matnm. Bap- 

'ttfta a S.Blaí/o, diÜ.tmclatu de comelattvis, mtm $<).verf.duv décimo 

fallit. Everardus loco a eorrtlattvts. Et tn eodem loco Barbo fe tn traít - 

i e loéis eow¿mtbm Cepha lus d conf 40?,. n 5 2 Socin.d vernf 74. W. 7 - 

,?í ^.D;Vcla ubi&p Ínter omnes DD. indubitata fentétkt. 

‘ p Y que 





Y que en nueftro cafo fe prefumá que la aya , es cofa clara, 
pues diverfitas perfonarum diverlitatem arguit ratiónis, arou* 
mentó l cum in fundo ,§.fi fundumff. ác ture dottum 3 & cum Iaffone do- 
ect Gephalus,/W num. <>i.& 54 -Et urgetur. Porque fi la ley no re- 
conociera la deiigualdad de la razón que avia de el un cafo al 
otro, fácil le fuera eftender el decreto, y dezir,que ni el hijo fuce- 
diera a la madre,ni la madre al hijo, pues como eftá dicho, fi le x 
vellet , loqueretur. Yt in ípé noftra ait Marta ubi fup. num- 3 5* 

& 36. ■ -'Y 

Lofegundo, que poíitivamente aya diverfidad de razonas 
llano, porque como arriba queda dicho , no es delito de los hi” 
jos e 1 que fe caftiga/ino el de los padres, y afti fe les quita la teft 
tamenti ficción activa, y livertad de inftituyr a quien quifieren- 
pero los hijos no pecaro,y allí no corre cita razo para quitarícln- 
Demas de que eftando caftigados los hijos indirectamente# 
con privarles déla fucefsion materna , no es racional darles fe - 
gunda pena , privándoles de la libertad de teftar. Duplici enun 
onerequemgravariiniqutim cñ 3 argumento l.navis omfta,§. cu^ 
autem 3 ff. ad l. 7( hodiam de iacíu , l.jhcbo infine i ff'. de uf frucíu leg a ^ 
cum ahjs. Antes es conforme a razón natural, legal, y prudencial 
que ís qui grayatur in uno in alio debeat relevan , iuxta reoul^ 
ifecundum naturam 3 f de rfgtms, Lture fuccurfum 3 jf. de ture dot 
l.eum cjuhff.de ture tur ando. Y quando fuera aísi , que doña Ana e 
•tuviefle prohibida de heredar a fu madre , fe le avia de pernal 
que pudieífe inftituyr a fu madre , ut in fpecie arguit acute idena 

.num. 54-omnino videndus. 

La tercera limitación es, que non proceditpraedi&a regula & 

ftatutisexclufivis : licetprocederetmftatutisadmiírivis. Efta 1 '^ 

gla es de Cephalo, cuyas palabras, y razón fon ta vivas, q es freí - 
?a ponerlas aqui: Tertio.fo^^ 

tl y. difpomt negauyi, quod una perfona ex correlativa *f" C 

ce [s tone altenus excludatur.non propterea rectproce altera moque exd^ r 
íw^jCaftr.w diEl.ldegc I2.tabul.num i. C‘de legitmishxredibus. Pr 
emm cafa quando affirmative quis admmitur,nemini prundiciur» 
tu> i cum admittatur j altjs proximioribus non exiflentibu r. Secundove r° 
eajupr&tudicatur ei 3 qui cxduditur* Et i. cafuideflpr¿ter tus commun^ 


fecundo vero ef contra. Idctrco infecundo JiriFíias ejl fíattttum ínter pr a* 
tandam 3 1 . pad<juid adjlr t ngm dx , ff de verb. oblig. ubi Batt .cam fi mili - 
bus • 1 \ a Ruinus , coff. 3 i.nu> 1 1 . lib. 2 . No era menefter para obte- 
ner efta parte mas que efta autoridacbpues habla en proprios ter 
minos, y con tanto fundamento. 

Y de efta regla, y excepción fe le faca la inteligecia.de la l.fin. 
C.de w di Fia vidintate toll . porq habla en eftatuto admifsivo , no 
exclufiyo-Y la razón de ella es, porq ubi res reducitur ad ius com« 
muñe, facilius admittitur extenfio: ut poflglojfam m cap ftatutü ver . 
numerandu de prxbed • in ó.tradit Cur.Iun .d.conf 6 n. 1 3 ó M* Qaiod 
citat in fpc noftra Cephal ibid.n. 8 i.íequiturque 1 hom. Sánchez, 
¿ib, i .de matri.dijp.i2.n.2 piares refert & fecjuiturB^xboQlj tncoíleFl ad 
de flacutam, n. 13. Y aíli tratándole en elle cafo, no de reduzira 
derccl)o común, lino cxclyr de el la fucefsion de doña luana en 
los bienes de fu hija, no puede eftenderíe, ni feguirfe la regla de 
los correlativos como quieren los Doctores contrarios. 

La quarta excepción es, que non procedit pedidla regula de 
correlativas in pcenalibus. I une cnim non fit extcfio de peí lona 
ad perfonam,ut docet Socm* diFi.conf.74'V‘ 6 - Baptiftaá S Blafio, 
diFl.traFl.de correlativisjiu . 34 * verf.Tertio falht. 1 la lazo es la que 
ya dexarnos repetida , porque mpocnalibus nondaturexteníio 
íegis ultra ca,qux ab ipfa lege exprimuntur. 

Y generalmente en materia de eftatutos, que prohíben, y ex- 
cluyen de la fuccefsion a alguna perfona , quaeiure communi 
admittebatuniumquam deberi dari exteníionem de perfona ad 
perfonam, docet Marta pluribus locis, diFl . 3 par.t, qmfi.12 a.i.a 
nimS\ & latías 2. par .(\uAfx.ya 3 wm.ó.cuwfejaentibas. Vbi docet, 
excluía matre per ftatutuma.íuccefsionehhj, non debereex- 
cludi avum maternum : liceteademratio , inao fortior militet, 
proadmiíione matris quamavi,C'° i.part. pi.eji.2i.as. a num. 45 . 
camjeqaentibus. Vbi delendit , quod ftatutum excludens Iratrcm 
a fuccCÍÍine foiori s, non exclue ít Patruum , licet, ut dixi , fratet 
potius quám Patrus debeat ad haereditatem fororis admitti. 

Todo efto fe funda en derecho a (Tentado, y notorio, y es, que 
ellas exclusiones fon odiólas , y no fe an de ampliar, i el calo 
omitido por la ley, aunque parezca por diverfos argumentos. 


1 

V- » 4* 

qa-e queda tacitamef>te incluyelo en el que eftá expreíTado,no lo 
queda , antes bien fe queda a dií policio n de el derecho común, 
ex doctrina text.in l.fi cum doteyn wpnnc.jf fotnt watrim.Lfi extratiettf* 
jf.de .condi el okcauf De la quai dotrina fe valen los contrarios pa- 
ra defender, que por las dichas leyes no eftan excluydos los hijos 
de Clérigos de fuceder a los parientes maternos 3 * porque no ef- 
tando ex p reífado en la ley relinquitur djípoíitioni iuris commii 
ms T ita ex Azebedo in dici.l.6.nt.$lit>.$.m.i3.& 'm l. i.éodM.n. 34 • 

Thorna Sánchez dicl lib . 4 Qmfiltorum , cap s.ditb. 1 1 . 
mr. 3. íupra retulimus. 

De adonde fe infiere, que no eftando expreffada en la ley del 
Rey no la excluíion de las madres en kfucefliondek» hijos dé 
Glengos^ueda admitidasiaííi porq.no milita la regla de correla- 
tivo sen materias odiofas; como porq en las excluiiones contra 
el dereaio común , el cafo omitido, efta dexado a la común dií* 
poficon de el derecho. Y confequentemeteaun quando conce- 
4 dTemos , que doña Ana cftava excluyda de la fucefsion de fu 
madre por la ley de Soria, o la de Toro, no por elfo fu madre lo 

efbva. de la fucefsion de fu hija, pues por derecho común cftava 
admitida y ut fupra probavimus. 

- Añado a. lo d¡cho , que quando uvieíTe alguna duda , fe devia 
juzgar en tl yor de el tdlamento ) tnxtu regular» text. ml.fi pars w 
prme fy' mnfpetafo teflamenta , cap.ftn. de •fententut.Ó" re indicara, u> 
jpmubmCt m. 63 . Mañoca de Mal»** 
ymvnlUMM Ó' U.Menochius//¿.2. 7*. 

07- ^^Barbofa í» f «flecad dm.cap.fi n:mm6 . 

Y aunque aya por la fentencia contraria mas Dodloresíl 0 ® 

• ra ’ k adeconfidcrar. Lo primero, que los Doéfe>i eS 

dan hf ^ p0R ?* knrencia > n ° fol ‘ tan pocos, que no pue- 
dize Thon f^f conuH^puesfeysDoítoreslahizcn^omO 

dos y los av n an ^’' ez ’ ^ en °d° J Y Alcista, Iocis infira citan- 
1 *f A , - P or c fta parte , que fon Socino , Curcio Baldo Ce* 
pílalo, Marta, y fepuffc de S.Blrf quandocon fofo un Do^or 
fe contentaron Barbad^ Hoffieníe, y o«o s , pa ra ^ en favor 

1 Lo 


I 


Lofegundo , qüéfe'guft la regla mas recebidá , y íeguta dé 
Corraí]; o in trafl.commumum opmiomm, hb iSt 6 .per totum pruiput?, 
^w.64. cpiarrt fecjiatur , Iacobus VeniUS de prtznlegijs Jurij.Coñfuí. 
pnvil. 80 ««w.ó.aqueJIa fe á de tener por mejor fententia , la qué 
ttatajvlos Doctores , no de pafib, fino de pfopoíito , difputando 
por una, y otra parte la queftion. Y efto mifmo íigúen Zeballos 
ln prsfat me ad tom. 1 . commun num. i I .& fequentibus , & latiWs Tho- 
mas Sánchez lib. 3 de matrimon.difp ^.num 2 . Los quales, aunque 
no vieron a CorraíIio,y a Venio, pero citan otros muchos Auto 
tes. Y fue original la íentencia de Alciato de prsfumpr. pr.efump.5 1 . 
reg'd. 1. mm. 3. & hb 9 parergon, cap. 14. Y no puede negar nadie, 
que los Doctores , que eftán por efta parte en la intelligencia 
de la correlación , y reciprocación de las fuceífioncs , tratan la 
queftion por ambas partes mas de propofito que los contra- 
rios.Y el Padre Thomas Sánchez, que fuele diíputar lasqueftio- 
nes con la razón , y la autoridad, en efta parte no trae ninguna, 
mas que dezir, que las fuceísiones ion reciprocas , y correlativas 
neceftariamente,y fuponer lo que avia de probar.Y affi dize doc 
tamente Alenoch.¿//¿//¿,2 prxfump 7\,m 40.con la autoridad de 
Navarro, y Alciato: Communiorem fe exifhmare op'mmem , quam fex, 
aut feptem Do flores Claf¡ci>rcm ex profcjj'o traflan es y ajfererent ,quam pro- 
batam a quinquagmta J ola fere afloritate prior um duflis: que es lo que 
pafta en efte cafo. 

Lo tercero, porque aqui fe á de atender a la razón en q unos 
y otros Doctores fe fundan, ut docet Thomas Sánchez , ubi fup. & 
Menodfms, dtfl.pr. < fump?. 7 \.nnm 24. Y nueftra razón fin duda es 
mas eficaz que la contraria. Demas de que por efta parte milita 
la equidad, y el favor de el teftamento 5 y la contraria trata de ri- 
gor,y deftruy r la caufa tefta mentada, que ambas cofas coníide^ 
tan los Doctores dichos , praxipué Menochius ibidm num.2$.& 
to.cum feqq. 

Y finalmente para el punto inmediato fbbre que fe ve o y el 

pleyto/obra mucho en lo alegado.Pues ( a nueftro corto enten- 

derjqualquiera de eftas razones que fe an traydo, para que doña 

^ ü ana de Herrera no efté excluyda de la herencia de fu hija,qua- 

d o no concluya , como eíperamos 3 por lo menos nadie puede 

G negar 


i 


negar que haze dudofa , y en alguna parte ofufca la preten- 
sión de los Albazeas^que es lo que bafta para que la fentencia de 
remate pronunciada en efta caufa , no fe pueda llamar notoria- 
mente injufta. Y coníequentemente para que no fean oydos los 
Albazeas en efta Real Audiencia , halla que con efeóto paguen 
y fe haga el remate y venga el pleyto por fu orden, ut fupra pro- 
batura relinquimus. Salva in ómnibus D. V.cenfura digniífinaa.